jueves, 25 de agosto de 2016

RESPONDIENDO POEMA EN EL QUE SE HABLA DE UN MES QUE VIENE SALVANDO





Cuando presumo mi septiembre
retumba la vida posible
la vida que debería estar
y es
aquella donde veo esta y le doy por ilusoria.
Las amarillas luces de la autopista
repiten su infinito
muevo el dial
miro los relojes
lloro tras el volante porque hay un punto
un mes donde principio y final
son la misma cosa.
Eso cuando presumo.
Cuando sé que mi septiembre pudo ser la inexistencia del amor
plena inexistencia
sin término incluso que defina su inutilidad
su carácter de septiembre sin fin
todo septiembre llegando después de la cita
de la próxima caricia de esa mujer
cuando sé que septiembre pudo ser quedarme
el dilema donde no hago nada y todo acontece
un carnaval donde todos bailan beben
y yo espero la llegada del agua
y soy feliz haciendo mis barcazas de ir calle abajo.
En esa fecha
a esta altura de la autopista
abomino el septiembre nuestro porque es buscar septiembre
encontrar septiembre y volverlo a perder como ahora
pero con remedio
quedarse un atisbo
un desvío de septiembre donde tolerar el próximo cruce.
Tú dices que septiembre es el mes de la esperanza
pero yo miro atrás
miro en el espejo y respondo que el desvío aconteció
lo superamos sin querer
que hay cosas importantes
únicamente
porque no vuelven nunca más.


A. G. C., octubre 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario